Happiness Shots

El mejor momento del día

El mejor momento del día

Un ejercicio breve para practicar la gratitud y detectar lo bueno que nos sucede consiste en encontrar el mejor momento del día.

Pide a tus estudiantes que dediquen un par de minutos a repasar su día de ayer para decidir cuál fue el mejor momento del día. Que imaginen que tienen que darle una “me- dalla” al momento campeón. Después pídeles que escriban con todo el detalle posible qué fue lo que hizo a ese momento el mejor. Pueden describir qué fue, con quién, dónde estaban y qué estaban haciendo.

Para cerrar el ejercicio invítalos a compartirlo con el resto del grupo o bien en grupos pequeños.

Como sugerencia adicional puedes recomendar que vayan haciendo su colección de mejores momentos del día en una libreta especial o en las notas de su celular.

Una variante de este ejercicio es dedicar 1 o 2 minutos al levantarnos por la mañana a responder la siguiente pregunta: ¿Qué agradezco el día de hoy?”.

REFLEXIÓN

Si tenemos como objetivo elegir el mejor momento del día y hacemos de esta práctica un hábito (por ejemplo, hacerlo todas las noches antes de dormir), nuestro ce- rebro estará atento durante el día buscando candidatos para ganarse la medalla.

Con este ejercicio enseñamos a nuestro cerebro a fijarse en las cosas buenas. Además, podemos darnos cuenta, de que sin importar que tan difícil o retador sean nues- tros días, podemos encontrar algo bueno en cada uno de ellos.

Ayuda a desarrollar la habilidad de la gratitud por medio del reconocimiento consciente de los momentos agra- dables, positivos y alegres que suceden durante el día.


En caso de tener alguna duda o querer saber más sobre otras herramientas que impulsan el bienestar:

centrodebienestar360@udem.edu.mx